martes, mayo 28

El PJ Bonaerense pidió “memoria” tras el intento de golpe a Lula Da Silva y trazó paralelismos con Argentina

“Hoy se rasgan las vestiduras por la asonada golpista y pidieron el encarcelamiento de Lula Da Silva”, recordó el PJ Bonaerense. El Poder Judicial en la mira.

A través de sus redes sociales, el Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires manifestó su repudio al intento de golpe de Estado al presidente de Brasil, Lula Da Silva, que perpetraron seguidores del ex presidente Jair Bolsonaro, y apuntaron a los grupos mediáticos por ser “parte activa” de los procesos.

“La foto de lo sucedido el domingo tiene una historia larga que no comenzó con la elección de Lula. Comenzó muchos años antes, cuando los grupos de poder brasileños se sirvieron de Bolsonaro para perseguir, humillar y encarcelar a Lula da Silva”, aseguraron a través de un comunicado.

En ese sentido, señalaron que “en el medio lograron dañar a la sociedad brasileña: sembrando el odio primero contra un dirigente, luego contra un espacio político y finalmente contra una parte mayoritaria de la sociedad”.

Y apuntaron hacia el Poder Judicial, el establishment económico y los grandes grupos mediáticos de Brasil, “que no fueron meros replicadores de causas judiciales, sino que fueron parte activa de esos procesos”.

“Lo sabemos porque grupos mediáticos de nuestro país, que hoy se rasgan las vestiduras por la asonada golpista, entonces formaron parte del coro mediático que pidió el encarcelamiento de Lula. Lo sabemos porque esta misma Corte Suprema de Justicia de nuestro país recibió con honores al por entonces juez Moro, como un héroe de la lucha contra la corrupción”, denunciaron desde el PJ bonaerense.

Para el peronismo bonaerense, el Brasil de ayer puede ser la Argentina de mañana

A continuación, en la misiva el PJ provincial asegura que Lula Da Silva no fue condenado por corrupción, “fue condenado por corruptos” y se apoyan en el informe de la ONU sobre el proceso judicial que lo envió por un tiempo a la cárcel, antes de que se lo exonere.

El proceso no resultó gratuito y la sociedad brasileña salió dañada. La irracionalidad y el odio ya forman parte del escenario político brasileño. Es tarde para los arrepentimientos de esos grupos de poder”, agregaron desde el partido.

“Brasil debería funcionar como una forma de ver nuestro futuro si los grupos de poder en la Argentina no comprenden lo que están haciendo. Mismos métodos van a dar mismos resultados. También para nuestros gobiernos de toda la región”, advirtieron.

“Como demuestra Brasil, no alcanza con una victoria electoral para desandar años y años de siembra del odio, del medio, de destrucción de cualquier idea de comunidad. Hay un solo antídoto y es entender que para sanar hay que ganar las elecciones: pero luego tenemos la misión de gobernar para las mayorías silenciosas con justicia social, soberanía política e independencia económica”, agregaron desde el PJ.

Y concluyeron: “La región necesita trazar una línea roja respecto de actores políticos incapaces de diferenciar entre lo que está dentro y lo que está fuera del juego democrático. Es preocupante que sectores políticos de toda la región no sean capaces de repudiar sin miramientos lo que es claro y evidente intento de golpe de Estado”.