miércoles, mayo 29

Por una medida gremial hay retrasos en las operaciones inmobiliarias en el Registro de la Propiedad bonaerense

Parte de los trabajadores mantienen una medida que frena el trámite normal de los expedientes. Mientras tanto, crecen las quejas de abogados y escribanos por el incremento en la demora de los expedientes.

El Registro de la Propiedad Inmueble de la provincia de Buenos Aires vive desde hace poco más de dos meses una situación crítica. Es que a raíz de una medida de fuerza de parte de sus trabajadores, los trámites vinculados a las operaciones inmobiliarias sufren fuertes demoras, por lo que crecen las quejas de los colegios de abogados y escribanos que pujan porque se recupere la actividad normal. 

Los trabajadores y trabajadoras del organismo se quejan por las condiciones de contratación. Explicaron que existen dos tipos: uno bajo Ley de personal de la Administración Pública y otra por el lado de la normativa de la Escribanía General de Gobierno, quienes están en condiciones complicadas, ya que, por ejemplo, cobran la mitad de los haberes jubilatorios. 

El viernes se llevó a cabo una asamblea ante la ausencia de respuesta por parte de las autoridades. Vale destacar que la situación mantiene divididos a los trabajadores: hay quienes apoyan la protesta y quienes no están de acuerdo y deciden no plegarse. La semana pasada hubo una “toma” del edificio de 44 entre 4 y 5 de La Plata, donde funciona el Registro. 

“Hace 60 días la asamblea autoconvocada está pidiendo mejoras laborales y no hay respuesta”, indicaron los trabajadores, quienes denuncian amenazas por parte de la dirección, según publicó 0221.

Estamos reclamando, que nos reconozcan el carácter técnico de trabajadores del registro de la propiedad. Para lo cual se creó una Ley Convenio N.º 10.295 en el año 1985, que especifica que es todo lo que recaude la ley convenio tiene que referirse primero al registro de la propiedad, en cuanto a tecnificación, modernización, jerarquización”, agregaron los trabajadores.  

En esa línea, aclararon que no hay un paro, sino que “estamos en asamblea permanente y estamos trabajando con los plazos de acuerdo a la ley”. De ese modo, los trámites no están frenados pero sí demorados. 

Las consecuencias de la medida

Como contrapartida, quienes están enojados con la medida son los representantes de los colegios de abogados y de escribanos, además de propietarios y propietarias que tienen trámites ante el Registro de la Propiedad Inmobiliaria bonaerense, encabezado por José Horacio Comas. 

Trámites por contratos de venta, de alquiler y aquellos relacionados con escrituras son algunos de los que tienen problemas por estas horas en la provincia de Buenos Aires. PERFIL se comunicó con fuentes de ATE y del propio registro para consultar con mayor detalles cómo está la situación, pero al cierre de este artículo no hubo respuesta. 

Hace algunos días, el Colegio de Escribanos de la provincia de Buenos Aires expresó en un comunicado que existen “inconvenientes con el ingreso y expedición de la documentación”, a propósito de la medida. Además, manifestaron que “las demoras que se están produciendo en los trámites escriturarios no son atribuibles a los escribanos, sino consecuencia del conflicto que mantienen los empleados del Registro con el organismo, que altera gravemente el servicio registral”.

La situación general un clima de mucha incertidumbre entre profesionales que deben explicarle a sus clientes qué es lo que sucede y los riesgos que corren los trámites. El Colegio de Abogados bonaerense manifestó que más allá del reclamo, “es deber de la provincia mantener el servicio registral respecto a órdenes judiciales que deban cumplirse en el organismo”.