martes, mayo 28

Guillermo Montenegro, intendente de Mar del Plata: “Recuperamos el “clásico prohibido” luego de 27 años”

El intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, habló en Radio Mitre sobre el operativo de seguridad que se llevó adelante en el encuentro de Alvarado vs. Aldosivi.

Mar del Plata se preparó para revivir un acontecimiento histórico: el enfrentamiento entre Alvarado y Aldosivi, conocido como el “clásico prohibido”, luego de casi 27 años. Sin embargo, este encuentro estuvo marcado por problemas entre las hinchadas, razón por la cual se dejó de disputar en el pasado.

Ante esto, el intendente de Mar del Plata, Guillermo Montenegro, habló en Radio Mitre sobre el riguroso operativo de seguridad que la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide) llevó a cabo para el partido entre Alvarado vs. Aldosivi.

“Mucho control, y también con trabajo previo en la semana, de ir hablando con los clubes, con los dirigentes, incluso con los hinchas, como esto es con público local, o sea, sin público visitante, se pusieron pantallas para que los hinchas de Alvarado pudieran ir a ese lugar y lo vieran como en vivo”, comentó el intendente de la ciudad balnearia.

Asimismo, indicó que “se realizó una caravana de los hinchas de Aldosivi, también con control y procedimiento de personal de la municipalidad y también con personal de la policía de la provincia, que obviamente puede llegar a generar algún tipo de complicación al vecino”.

“Recuperamos el clásico prohibido, luego de 27 años que no se hacía, le metimos muchísimo para que se haga, con mucha coordinación, y también explicándole al vecino que sabíamos que por ahí podía llegar a haber un poco de molestia”, explicó.

El operativo de seguridad de la Aprevide en el partido de Alvarado vs. Aldosivi

Según un comunicado emitido por la Aprevide, 350 efectivos policiales se dedicaron al resguardo del encuentro. El titular de la Agencia, Guillermo Cimadevila, se mantuvieron diversas reuniones para coordinar este operativo.

Asimismo, se anunció que la delegación de Alvarado contó con acompañamiento y custodia desde su hotel hasta el Estadio José María Minella. En cuanto a la seguridad para los simpatizantes, Aprevide estableció un dispositivo para la caravana de hinchas, coordinado con la policía motorizada y el personal municipal de tránsito.

El ingreso al estadio estuvo estrictamente controlado, con medidas como la prohibición de elementos contundentes, insignias de otros equipos, máscaras y más.

También se contó con la participación de servicios de emergencia médica, bomberos, policía especializada, seguridad privada y un helicóptero policial que supervisó el área durante el encuentro.