martes, mayo 28

En Mar del Plata, las ventas de abril cayeron el triple que a nivel nacional

Según la UCIP, el cuarto mes del año registró una variación interanual negativa del 20,9%. Más del 40% de los comerciantes encuestados dijo que abril fue “malo” o “pésimo” para su negocio. En el país, las ventas minoristas fueron 7,3% más bajas, tres veces menos que en la ciudad.

Las ventas minoristas pymes en Mar del Plata cayeron 20,9% anual en abril, según una medición de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción de Mar del Plata (UCIP). Si bien la baja reafirma la tendencia de los últimos meses, sobresale una brusca diferencia con el escenario nacional, en el que la caída fue del 7,3%, es decir, tres veces más leve.

De acuerdo con el relevamiento para conocer la evolución de las ventas minoristas en en la ciudad, realizado por el Departamento de Estudios Sociales y Económicos (DESE) de la UCIP, la variación interanual del mes de abril arrojó como resultado general una disminución del 20,9% midiendo unidades físicas. El porcentaje también fue negativo del 13,8% comparado con marzo.

Los datos fueron proporcionados por la entidad este domingo, minutos después de que la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informara el balance nacional, el cual denota que la caída en las ventas fue casi tres veces más fuerte en la ciudad.

De acuerdo con CAME, las ventas minoristas pymes cayeron 7,3% anual en abril y acumulan una baja del 18,4% en el primer cuatrimestre del año. En la comparación mensual, repuntaron 1,6% respecto de marzo.

Al respecto, Blas Taladrid, presidente de la UCIP, analizó el escenario local y puso el foco en la diferencia con la medición nacional.

¨El comercio minorista sigue sintiendo la pérdida del poder adquisitivo de los consumidores, que han recortado gastos en todos los rubros, en particular en aquellos menos indispensables. Si bien las ventas cayeron en todo el país según lo indica el informe de la CAME, en Mar del Plata la caída fue mayor, y continuamos viendo como se resigna margen para mantener flujo de ventas”, analizó.

En este sentido, sobre la calificación de las ventas del mes de abril, el 16,9% de los comerciantes de Mar del Plata las consideraron como buena y el 1,5% muy buena, en tanto que para un 40% fueron regulares, malas para el 17% y pésimas para el 24,6% restante.

En relación con el margen entre ingresos y gastos, el 41,5% por ciento aseguró que fue regular, mientras que para un 12,4% fue bueno. El 29,2% calificó las utilidades como malas y el 16,9% dijo que fueron pésimas.

El universo de los entrevistados se conformó por los siguientes rubros distribuidos en los Centros Comerciales a Cielo Abierto de nuestra ciudad, entre los que se encuentran:bazar y regalos; calzado y marroquinería; indumentaria y lencería; alimentos y bebidas; materiales para la construcción; colchonería; cerrajería y ferretería; artículos de plomería y gas; carteras y accesorios; farmacia; rotisería; óptica; pesca, playa y camping; repostería y cotillón, entre otros.

Reposición de stocks

También el DESE consultó a los comerciantes sobre si existen dificultades para la reposición de stock. Sobre este particular, el 27,7% respondió afirmativamente mientras que el 72,3% restante dijo no tener dificultades en este aspecto.

Profundizando la cuestión con quienes tuvieron problemas de reposición el 30,5% dijo tener más problemas, el 56,5% concluyó que son los mismos y el 13% dijo que hay menores dificultades que el mes anterior.

Próximos seis meses

Haciendo una mirada hacia el futuro, el 50,8% de los comerciantes relevados cree que su actividad se mantendrá sin variaciones significativas. El 20% sostuvo que sus ventas van a incrementarse y el 29,2% piensa en caída de ventas.

En cuanto a la posibilidad de incrementar inversiones los comerciantes respondieron que se mantendrán sin variaciones el 80%, mientras que para el 15,4% aumentará y el 4,6% lo está evaluando.

Con respecto a la consulta sobre la posibilidad de incremento de su planta de empleados, el 89,2% indicó que no tomará más personal seguirá trabajando con la actual plantilla, mientras que el 4,6% piensa en incrementar y solo el 6,2% considera la posibilidad de achicar su plantel.

Cuota simple

En este sentido, el 47,7% de los comerciantes consultados afirmaron no utilizar esta herramienta de financiamiento para sus ventas, mientras que el 52,3% de sus colegas si la usa.

En este último grupo, el 2,9% respondió que el efecto en las ventas fue muy bueno, 26,6% bueno, 14,7% calificó como malo, muy malo el 2,9% y regular el 52,9% restante.

Datos nacionales

En medio de la caída del 7,3% de las ventas a nivel nacional, el único sector que salió de esta tendencia es indumentaria y textil, favorecido por la proliferación de ofertas; la muy baja base de comparación, ya que el ramo viene muy debilitado desde la pandemia; y la desaceleración de los precios en este rubro en particular.

En abril, seis de los siete rubros registraron caídas interanuales en sus ventas. La mayor retracción anual se detectó en Perfumerías (-23,3%) y el único incremento estuvo en Textil e indumentaria (+8,8%).

Alimentos y bebidas: las ventas bajaron 8,5% anual en abril, a precios constantes y acumulan una caída de 23,8% en los primeros cuatro meses del año frente al mismo periodo de 2023.

Calzado y marroquinería: las ventas tuvieron una disminución del 2,4%, siempre a precios constantes, y acumulan un retroceso del 12,5% en el primer cuatrimestre comparado a los mismos meses de 2023. En la comparación intermensual subieron 2,6%.

Farmacia: el desplome de abril fue del 18% anual, a precios constantes, y suman una retracción del 31,3% en los primeros cuatro meses, siempre en comparación al mismo periodo de 2023.

Perfumería: las ventas se hundieron 23,3% anual en abril, y acumulan un descenso de 31,1% en los primeros cuatro meses, frente al año pasado.

Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción: las ventas retrocedieron 11,2% anual en abril, a precios constantes, y la baja acumulada en el cuatrimestre es del 22,5%, contra el mismo periodo de 2023. En cambio, frente al mes anterior subieron 1,5%. El sector sigue sin reactivarse, moviéndose con pequeñas obras privadas, refacciones, y algún recambio de mobiliario o luminarias. La gente está postergando decisiones de compras más costosas porque no tiene límite en las tarjetas o porque no tiene certeza de poder pagar las cuotas en el futuro.

Textil e indumentaria: las ventas subieron 8,8% anual en abril, a precios constantes y acumulan un incremento de 5,9% en los primeros cuatro meses del año frente al mismo periodo de 2023. En la comparación intermensual, subieron 1,4%. Se vende todo lo que está en oferta, lo que tiene cuotas o descuentos.