martes, mayo 28

Marcha federal: una multitud se movilizó en Mar del Plata en defensa de la educación pública

La comunidad universitaria, las centrales obreras y organizaciones políticas y sociales colmaron las calles para protestar contra el ajuste presupuestario del Gobierno. “La UNMdP es la casa de todos, donde se equiparan las oportunidades”, resaltaron.

La comunidad de la UNMdP (Universidad Nacional de Mar del Plata), centrales obreras, agrupaciones políticas, organizaciones sociales y vecinos de a pie protagonizaron esta tarde una multitudinaria movilización para reclamar contra el ajuste en el presupuesto universitario que pone en riesgo el normal funcionamiento de la educación pública superior y atenta contra el poder adquisitivo de los trabajadores del sector.

“La universidad pública se defiende” fue la bandera que encabezó la columna de, aproximadamente, más de 12 cuadras de manifestantes.

La jornada de protesta fue convocada por ADUM (Agremiación Docente Universitaria Marplatense), APU (Asociación del Personal de la Universidad Nacional de Mar del Plata) y la FUM (Federación Universitaria Marplatense), en sintonía con lo dispuesto por el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) para todo el país.

La marcha comenzó a las 16.30, en San Lorenzo y Funes. Desde allí partió rumbo a la avenida Independencia hasta su intersección con Luro, para finalmente desembocar en el monumento a San Martín (Luro y Mitre).

La cabeza de la movilización contó con Pedro Sanllorenti, el secretario general de ADUM, como el referente universitario, al que acompañaron en la primera línea estudiantes pertenecientes a todas las facultades que integran la UNMdP, docentes, no docentes y directivos de la institución.

“Necesitamos este apoyo para defender la educación pública y el sistema científico-tecnológico. El Gobierno está desfinanciando la universidad”, reiteraba el dirigente a medida que avanzaba por las calles.

En las distintas esquinas por donde pasaba la marcha algunos vecinos acompañaban con aplausos. “Acá están todas las clases sociales”, reflexionó un hombre en la intersección de Independencia y Belgrano. “Esto me hace acordar al mundial”, coincidió otro a su lado, sorprendido por la concurrencia masiva.

Bombos, platillos y trompetas le dieron ritmo a un cúmulo de cánticos contra las políticas de ajuste del Gobierno Nacional. “Universidad de los trabajadores y, al que no le gusta, se jode, se jode”; “(Javier) Milei, Milei, no seas tan ratón, subí el presupuesto para la educación”; “traigan al gorila de Milei para que vea que este pueblo no cambia de idea, pelea y pelea por la educación” fueron las letras más reiteradas.

Otros usaron su ingenio para los carteles. “Aprendemos luchando; luchando lo echamos”, “sin universidad no hay futuro” y “(Luis) Caputo, contame dónde estudiaste” emergieron como los mensajes de protesta más destacados. En una búsqueda más simbólica, algunos manifestantes también se sumaron a la consigna de llevar un libro en alto.

La columna de la movilización se iba robusteciendo mientras se abría paso por las calles, con una serie de consignas transversales a todas las franjas etarias y estamentos sociales que calaron hondo en la población local.

En Independencia y Luro se plegaron al reclamo docentes nucleados en Suteba (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires), el Centro de Jubilados de Mar del Plata, organizaciones sociales como Barrios de Pie, agrupaciones de izquierda y del peronismo, Madres de Plaza de Mayo e incluso repartidores delivery.


La comunidad de la UNMdP (Universidad Nacional de Mar del Plata), centrales obreras, agrupaciones políticas, organizaciones sociales y vecinos de a pie protagonizaron esta tarde una multitudinaria movilización para reclamar contra el ajuste en el presupuesto universitario
 que pone en riesgo el normal funcionamiento de la educación pública superior y atenta contra el poder adquisitivo de los trabajadores del sector.

“La universidad pública se defiende” fue la bandera que encabezó la columna de, aproximadamente, más de 12 cuadras de manifestantes.

La jornada de protesta fue convocada por ADUM (Agremiación Docente Universitaria Marplatense), APU (Asociación del Personal de la Universidad Nacional de Mar del Plata) y la FUM (Federación Universitaria Marplatense), en sintonía con lo dispuesto por el CIN (Consejo Interuniversitario Nacional) para todo el país.

La marcha comenzó a las 16.30, en San Lorenzo y Funes. Desde allí partió rumbo a la avenida Independencia hasta su intersección con Luro, para finalmente desembocar en el monumento a San Martín (Luro y Mitre).

La cabeza de la movilización contó con Pedro Sanllorenti, el secretario general de ADUM, como el referente universitario, al que acompañaron en la primera línea estudiantes pertenecientes a todas las facultades que integran la UNMdP, docentes, no docentes y directivos de la institución.

“Necesitamos este apoyo para defender la educación pública y el sistema científico-tecnológico. El Gobierno está desfinanciando la universidad”, reiteraba el dirigente a medida que avanzaba por las calles.

En las distintas esquinas por donde pasaba la marcha algunos vecinos acompañaban con aplausos. “Acá están todas las clases sociales”, reflexionó un hombre en la intersección de Independencia y Belgrano. “Esto me hace acordar al mundial”, coincidió otro a su lado, sorprendido por la concurrencia masiva.

Bombos, platillos y trompetas le dieron ritmo a un cúmulo de cánticos contra las políticas de ajuste del Gobierno Nacional. “Universidad de los trabajadores y, al que no le gusta, se jode, se jode”; “(Javier) Milei, Milei, no seas tan ratón, subí el presupuesto para la educación”; “traigan al gorila de Milei para que vea que este pueblo no cambia de idea, pelea y pelea por la educación” fueron las letras más reiteradas.

Otros usaron su ingenio para los carteles. “Aprendemos luchando; luchando lo echamos”, “sin universidad no hay futuro” y “(Luis) Caputo, contame dónde estudiaste” emergieron como los mensajes de protesta más destacados. En una búsqueda más simbólica, algunos manifestantes también se sumaron a la consigna de llevar un libro en alto.

La columna de la movilización se iba robusteciendo mientras se abría paso por las calles, con una serie de consignas transversales a todas las franjas etarias y estamentos sociales que calaron hondo en la población local.

En Independencia y Luro se plegaron al reclamo docentes nucleados en Suteba (Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires), el Centro de Jubilados de Mar del Plata, organizaciones sociales como Barrios de Pie, agrupaciones de izquierda y del peronismo, Madres de Plaza de Mayo e incluso repartidores delivery.

Marcha10

“La educación es una inversión, no un gasto. El Presidente está confundido con eso. La universidad nos permitió a mí y a tantos otros la oportunidad de crecer y desarrollarse. Esa historia se respeta”, analizó el diputado provincial por Unión por la Patria y exintendente Gustavo Pulti, uno de los tantos dirigentes políticos de la ciudad que participó de la marcha.

En tanto, José Luis Rocha, secretario general de la CGT (Confederación General del Trabajo) local, planteó que “cada día que pasa el pueblo va a salir con más masividad a la calle a protestar y a defender sus derechos”.
“Así como dijo Milei a los empresarios que fuguen dólares y los compren en negro -añadió- y nadie se escandalizó, estamos diciéndole que el pueblo se está cansando. La paciencia se agota“.

Mensaje final

Pasadas las 18.30, la marcha desembocó en el monumento a San Martín, donde referentes del sector universitario dejaron un reflexión final.

“En 40 años de vida universitaria nunca vi una manifestación como esta. Es histórica, multitudinaria, emotiva y solidaria. Quedará en nuestros corazones para siempre”, señaló Silvia Berardo, vicerrectora de la UNMdP.

La referente de la casa de altos estudios consideró que la universidad “siempre está presente, es parte de la vida misma”, por lo que la comunidad de la UNMdP nunca la va a “abandonar”.

Vamos a luchar con uñas y dientes para que no la desfinancien, para que no la bastardeen. Vamos a defender a los 17.000 jóvenes que se inscribieron este año, a los 60.000 estudiantes que transitan nuestras aulas, a los 4.000 docentes, a los 870 trabajadores no docentes y a los más de 800 estudiantes del Colegio Nacional Arturo Illia”, anticipó Berardo.

En la misma línea, sostuvo que la UNMdP “le da prestigio a la ciudad” y que es “la casa de todos, donde se equiparan las oportunidades y se concretan los sueños”. Y sentenció: “Vamos a hacer todas las marchas que sean necesarias para mantener las universidades de pie. Lo dice la Constitución Nacional”.

En representación de APU, Victoria Schadwill lamentó la “inflación altísima”, con salarios que están “muy por debajo” del alza de precios.

“Hay despidos en todos lados y achiques en las políticas públicas. Pero en 4 meses logramos este marco de unidad que es histórico. La ciudadanía tomó en cuenta la lucha de la universidad. El objetivo está cumplido”, ponderó la dirigente.

“Ante esta situación, ¿cómo seguimos? Que toda la clase obrera organizada y lo que se vaya sumando resistamos hasta que podamos revertir la correlación de fuerzas”, agregó la gremialista.

Por último, Antonia Muñoz, referente de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), brindó detalles sobre la situación del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), que también padece el ajuste.
“El CONICET trabaja adentro y con la universidad. Tenemos el mismo presupuesto que el año pasado, por lo que el organismo está paralizado. En 3 meses, además, perdimos el 25% de nuestro salario y están congeladas las becas: otorgaron muchas menos y no se sabe si en agosto darán nuevas”, sentenció.