martes, mayo 28

Mar del Plata se prepara para recibir al buque que realizará la perforación en búsqueda de petróleo

El Valaris DS-17 permanecerá durante tres días en rada exterior a una distancia de 16 millas náuticas para cumplimentar con distintos controles y sumar provisiones para iniciar las tareas.

Finalmente, el buque Valaris DS-17, encargado de avanzar con la perforación para buscar petróleo en el Pozo Argerich, llegará a rada exterior del Puerto de Mar del Plata este miércoles a la madrugada tras zarpar días atrás desde Río de Janeiro, Brasil.

Según informó Prefectura Naval Argentina (PNA) a través de un comunicado, el buque que navega bajo la bandera de las Islas Marshall arribará mañana a las 4 de la mañana y durante tres días permanecerá en rada exterior a una distancia de 16 millas náuticas (28 kilómetros).

Tal como informó 0223, el barco contratado por Equinor, la empresa noruega operadora del área, deberá cumplimentar con los requisitos migratorios, aduaneros y de Prefectura, así como también para el aprovisionamiento para encarar la expedición.

Por esta razón, mediante el Centro de Gestión Tráfico Marítimo Mar del Plata se dispuso un operativo de seguridad y control de tráfico marítimo en la zona.

Posteriormente, el buque continuará con destino a la Cuenca Argentina Norte (CAN 100) para la iniciar la perforación del pozo offshore exploratorio Argerich-1.

Los trabajos comenzarán a tiempo límite dado que las tareas de perforación demandan alrededor de 60 días, mientras que la petrolera noruega Equinor tiene tiempo hasta el 15 de junio para avanzar con la búsqueda de petróleo, según recibió autorización por parte de la Secretaría de Cambio Climático.

Si bien el Puerto de Mara del Plata será el centro logístico de la ciudad, las únicas embarcaciones que serán visibles desde la costa marplatense son las que ofician de apoyo al Valaris DS-17. Tal es el caso, desde hace algunos días permanece en rada el Skandi Caledonia, un buque noruego de 87 metros de eslora. El Hos Remington, por su parte, navega a la altura de Chapadmalal.

Además de las embarcaciones, otros dos helicópteros que se encuentran en el aeropuerto Astor Piazzolla serán utilizados para proveer a los cerca de 200 trabajadores que se requerirán en esta etapa.

Cómo será la perforación del Argerich

El barco Valaris DS 17, que se encargará de realizar la perforación en el pozo, tiene previsto avanzar a una profundidad de 1.527 metros al lecho marino y a más de 4.000 metros bajo el suelo.

Finalizada la evaluación, el pozo sería cerrado de manera permanente con cemento, en cumplimiento de todas las medidas de seguridad necesarias, siguiendo los protocolos para dicha actividad. Dicho proceso llevaría aproximadamente 60 días. En el caso de encontrarse petróleo o gas, el proyecto Argerich I ingresaría en la siguiente etapa, que es la que establece límites del yacimiento con pozos diseñados para testear el fluido de producción. Luego, en una tercera etapa, se perforarían los pozos para producir petróleo comercialmente.

El área a explorar tiene grandes similitudes geológicas con las costas de Namibia y el inicio de las tareas enciende grandes expectativas después de los hallazgos de importantes dimensiones que se concretaron en África: en el bloque Graff-1, Shell encontró crudo liviano y podría alcanzar los 1000 millones de barriles, mientras que el yacimiento Venus, de la francesa Total, podría albergar hasta 3000 millones.

Los estudios sobre uno de los 10 bloques aptos para explorar indican que el potencial del offshore a 300 kilómetros de la costa bonaerense es superior a una Vaca Muerta. Siguiendo los modelos de Brasil y Noruega y si se comprueba el hallazgo, en una primera etapa podrían instalarse cuatro unidades flotantes de almacenamiento y descarga de producción (FPSO, por sus siglas en inglés) hasta llegar a 24 FPSO en el pico de actividad, lo que permitirán una producción de hasta 2 millones de barriles equivalente de petróleo.

Se estima que la perforación del primer pozo de hidrocarburos offshore en la Cuenca Norte del Mar Argentino y el hallazgo de petróleo convencional abrirá la oportunidad de generar inversiones por u$s40.000 millones en componentes nacionales y la contratación de 125.000 trabajadores para el sector durante las próximas tres décadas.