martes, mayo 28

Mar Cocina Suratlántica: cómo es el nuevo restaurante de lujo en Mar del Plata

Se encuentra en el tercer piso del Hotel Costa Galana con una deslumbrante ambientación y un menú creativo creado por el chef Pedro Bargero con lo mejor del Mar Argentino.

Mar del Plata es un polo gastronómico en permanente estado de evolución y crecimiento. Cada año vive una fuerte ola de aperturas de la mano de nuevas cafeterías, restaurantes y bares, de modo que en un fin de semana no hay tiempo para conocerlas todas. Lo bueno, siempre queda un motivo para volver.  

Una de las últimas novedades de la ciudad es Mar Cocina Suratlánticael nuevo restaurante que abrió en el tercer piso del Costa Galanael hotel 5 estrellas de la familia Álvarez Argüelles, con una deslumbrante ambientación y un menú creado por el chef Pedro Bargero (ex Chila y ahora Amarra).

 Salir del ascensor y entrar a Mar es como sumergirse en un mundo submarino. La entrada, con medusas en la pared, anticipa algo de lo que vendrá y funciona como el punto de partida de un viaje a través de los sentidos.

El salón tiene una vista privilegiada a Playa Grande y el mar. Rodeado de ventanales de vidrio, la ambientación es imponente y nada tiene que ver con lo que era La Bourgogne (el anterior restaurante que había en este espacio): ahora medusas brillantes iluminan el techo, con lámparas de formas marinas y una barra en el centro del lugar.

El menú, creado Bargero, combina la riqueza natural del Mar Argentino con la producción regional de la Sierra de Tandilia, desde su nacimiento en Tandil hasta Mar del Plata, bajo el Atlántico.

La carta, amplia y creativa, incluye pescados y mariscos de la zona, como productos emblemáticos del Mar Argentino: un gran destaque son la merluza negra, pesca característica de Tierra del Fuego, y el pulpo patagónico.

El chef explica que la idea es ofrecer una cocina fresca y liviana, en base a la gran diversidad de productos que ofrece la región, tanto en la tierra como bajo el mar. Para eso, aplican técnicas de cocción que respeten la esencia de cada producto fusionando sabores tradicionales con técnicas innovadoras. El resultado es un menú rico en texturas, sabores y colores.

 Para crear el menú, Bargero trabajó en conjunto con productores locales de quesos, berenjenas, papas, hierbas y otros ingredientes claves de la región, con el fin de aplicar la filosofía sustentable de cocina “kilómetro cero”.

¿Qué comer (y beber) en Mar Cocina Suratlántica?

 En la propuestas de snacks, Bargero reversiona clásicos de la cultura marplatense con opciones creativas y descontracturadas como una mini medialuna rellena de anchoas o un alfajor de calamar, quinoa y cacao.

Entre las entradas, en la carta de otoño/invierno hay para elegir entre seis opciones: mucho pescado, como pulpo patagónico, langostinos, tiradito de pez limón y trucha curada, y una molleja asada y laqueada con puré de cítricos y brócoli rostizado. Los precios varían entre los $ 11.400 y los $ 30.400.

 En los platos principales también hay seis propuestas, entre ellas un guiño a los clásicos sorrentinos marplanteses.  Hay mariscos, un arroz meloso con calamar y rabas de chipirones, ojo de bife, pesca asada y la estrella del menú, una merluza negra confitada con hinojo braseado y puré de hinojo. En este caso, los precios van desde los $ 12.900 a los $ 36.700.

En los postres se puede disfrutar de una reversión del famoso postre Balcarce, ideal para golosos, un bombón helado con salsa de chocolate o una crème caramel de zapallo y crema de miso de pepitas. Todos $ 7.600.

 La carta de cócteles, diseñada por el bartender Alejandro Vidal, ofrece tragos clásicos y de autor. El de la casa, llamado Mar, es un Martini reversionado con reminiscencias de vermut: dry gin, Lillet Blanc, espirulina y sal marina . Otro imperdible es Vasuveda, que combina ingredientes como jengibre, albahaca, limón y naranja, en una versión con y sin alcohol. También $ 7600.

El restaurante abrió sus puertas en diciembre de 2023 y funciona los 365 días del año tanto para huéspedes del hotel como para marplatenses o turistas que visiten la ciudad en cualquier momento del calendario.