martes, mayo 28

Textiles reclaman gestiones para adaptarse al nuevo esquema

La cámara del sector reiteró la urgencia de implementar medidas para poder adaptarse a la apertura del mercado. “Resulta inaceptable la invasión de sweaters importados”, señaló su presidente.

Suenan las alarmas en la “Capital Nacional del Pulóver”, ya que desde la Cámara Textil de Mar del Plata reiteraron la necesidad de concretar reuniones con distintos actores de la política nacional para poder adaptarse a la nueva realidad que implica la anunciada apertura económica.

“Nosotros somos competitivos, pero necesitamos ayuda para adaptarnos al nuevo sistema. Tenemos la posibilidad de vender al exterior, pero tenemos que conseguir los clientes y eso requiere tiempo”, explicó a LA CAPITAL el presidente de la Cámara Textil de Mar del Plata, Guillermo Fasano.

En ese sentido, pidió al intendente municipal Guillermo Montenegro que “tal como nos ofreció hace un tiempo, gestione y acompañe un petitorio de nuestro sector ante autoridades nacionales para transitar este proceso de cambio”.

Desde la entidad también solicitaron “una reunión urgente” con el senador nacional Maximiliano Abad para solicitarle “acompañamiento y fijar la postura de este sector de la ciudad con referencia a los capítulos de la Ley Bases que pueden condicionar el futuro de esta industria marplatense”.

Además, Fasano reclamó reunirse con el Ministerio de Economía de la Nación y, en especial, con la Secretaría de Comercio para “plantear nuestro deseo de obtener un tiempo para adaptarnos al escenario de apertura comercial, teniendo en cuenta que nuestra actividad se desarrolla con planificaciones con mucha anticipación. Hablamos de más de un año”.

“Resulta inaceptable y ruinoso -advirtió- la invasión de sweaters importados sin otorgar un plazo mínimo de dos años para adoptarnos al comercio internacional”.

En ese sentido, el dirigente señaló que “las colecciones de este año ya están, nosotros estamos pensando en la temporada 2025”.

El presidente de la entidad explicó que los pedidos de reunión tienen “la sana intención de buscar los canales de diálogo que nos permitan adoptarnos a los cambios que la ciudadanía decidió para seguir utilizando la última tecnología a nivel mundial con que contamos y haciendo lo que sabemos: fabricar los mejores sweaters del mundo dando trabajo a los marplatenses”.

Cuidados

Los pedidos de ayuda de la Cámara Textil de Mar del Plata se producen en un contexto un tanto adverso para la industria, ya que el propio Fasano había advertido hace un mes en diálogo con LA CAPITAL que “todo este proceso de ajuste que hubo en la macroeconomía ha impactado en el nivel de actividad, consumo y producción en un 30 por ciento menos”.

“El mercado se ha retraído en nuestro sector en un 30 por ciento -reiteró-. Nosotros somos fabricantes, tenemos locales de venta al público, pero fabricamos mucho más de lo que le vendemos al público en Mar del Plata. Hay mostradores en la ciudad que también han bajado su nivel de actividad, y hay una fabricación, venta por mayor y distribución que también ha caído”.

En cuanto a la anuncia apertura económica pregonada por el Gobierno nacional, Fasano aseguró que “somos competitivos, pero necesitamos gestionar algunas medidas para transitar este camino de apertura económica”.
Y basó el pedido de reunión con el senador nacional Maximiliano Abad porque “está con el tratamiento de la Ley Bases y nosotros somos acérrimos defensores de la eliminación de las multas”.

“Nosotros somos competitivos en condiciones iguales -insistió-, tenemos la posibilidad de vender al exterior, pero tenemos que conseguir los clientes y eso requiere tiempo”. Y, en esa necesidad de adaptación a las nuevas reglas,
reclamó por medidas de apoyo. “No es serio -dijo Fasano- cambiar un sistema de un día para otro y radicalmente. Podemos competir pero en condiciones iguales. Hoy el 50 por ciento del producto son impuestos, nosotros no queremos exportar impuestos”.