martes, mayo 28

Restringen la venta de GNC en Mar del Plata por las bajas temperaturas

Las distribuidoras notificaron a las estaciones de servicio para priorizar la demanda de gas domiciliario. La situación afecta al 50% del sector, según confirmó la Cámara de Expendedores local.

La llegada de las bajas temperaturas a la ciudad impacta en la provisión de gas: en las últimas horas, se restringió por tiempo indefinido la comercialización de GNC (Gas Natural Comprimido) en aquellas estaciones con servicio interrumpible.

El dato fue confirmado por la Cámara de Expendedores de Combustibles local. “Las estaciones que venden GNC son de dos tipos: las de servicio fijo (pagan más caro el gas) y el interrumpible (más barato), que no tienen reservada la capacidad de transporte. Lo que ha llegado hoy es un aviso de restricción para estaciones de servicio interrumpible, que no pueden vender ni un metro cúbico”, precisó Patricio Delfino, el titular de la entidad.

“De acuerdo a lo que establecen los contratos con las distribuidoras (Camuzzi) -continuó Delfino- , al momento que llega el mail, hay que cortar la comercialización. Seguramente se vean muchas estaciones cerradas en las próximas horas”.

A raíz de esta situación, podría haber faltante de GNC en cerca del 50% de las estaciones de la ciudad. Aquellas que cuentan con servicio fijo continuarán vendiendo para cubrir la demanda: en condiciones normales, suelen comercializar entre 3.000 y 4.000 metros cúbicos (hoy el metro cúbico cuesta unos $629 en la ciudad).

“La medida de las distribuidoras obedece a las bajas temperaturas que se están registrando en estos días. Como la perspectiva es que continúe, baja mucho la presión de los gasoductos y se reserva el gas para los consumos domiciliarios y así poder calefaccionar”, comentó Delfino.

También indicó que el consumo de gas en usuarios residenciales es “muy poco constante”, ya que está sujeto a las variaciones del clima. “En épocas de baja temperatura, lo que normalmente utilizan los hogares se multiplica por 7 ó 10 para calefacción. Se le da prioridad a esos sectores ante el pico de consumo y los demás tienen que ceder espacio”, expresó Delfino.

De todos modos, advirtió que la provisión del combustible no sólo está condicionada por lo que ocurre en la comuna, sino también en el AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires). “Si allá hay temperaturas frías, impacta en el sistema y todo entra en crisis. Es determinante lo que pase en esa zona”.

El empresario explicó que la infraestructura es el problema de fondo. Es decir, la falta de capacidad para transportar el gas en Argentina. Si bien en Vaca Muerta el combustible se encuentra en abundancia, no hay caños suficientes aún para poder transportarlo. Al no contar con ese insumo, periódicamente se restringe la venta de GNC.

“Estas normas son permanentes del despacho de GNC. El sistema de distribución de gas por redes ya está normado y esto está contemplado”, afirmó Delfino.

De cara al futuro, el titular de la Cámara de Expendedores de Combustibles planteó la necesidad de invertir más en el sector energético. “Falta inversión desde los ’90: sobre todo en lo que respecta al transporte de larga distancia, desde los pozos de petróleo hasta las entradas a las ciudades, y la distribución de redes de gas dentro de cada localidad. Esa falta de capacidad produce estos cuellos de botella”, sentenció.