martes, mayo 28

Aparecieron más de 40 pingüinos muertos en las costas de Mar del Plata.

Aparecieron más de 40 pingüinos muertos en las costas de Mar del Plata. Los especialistas aseguraron que se trata de un fenómeno que seguirá ocurriendo; podría deberse a varios motivos

En el transcurso de los últimos días, los vecinos de la ciudad de Mar del Plata reportaron el hallazgo de por lo menos 40 pingüinos muertos en las costas del Mar Argentino. Los cuerpos aparecieron a orillas del agua en las playas de Camet -al norte de la ciudad- y en Punta Mogotes -más cerca del sur-.

Luego de que las imágenes capturadas por las personas que se toparon con los animales se volvieran una noticia en la localidad costera, los especialistas indicaron que se trata de un fenómeno que data de hace varios años y que comenzará a ocurrir cada vez más seguido.

Según declaraciones que dio al Canal 8 local el especialista Juan Lorenzani, integrante de la Fundación Fauna Argentina (FFA), el registro de estas aves marinas sin vida en las zonas de playa de la ciudad “es algo que ocurre en esta época y que en los últimos 15 años ocurrió con mayor continuidad”.

Y detalló: “Hay diversos motivos. Puede ser porque no encuentran la comida en su ruta marítima, por sobrepesca o por cambio climático. O puede ser otro factor que tenga que ver con la selección natural”.

“La mayoría de los ejemplares son juveniles. Se produce una migración de lo que es Punta Tombo: cuando termina la reproducción, que ya son juveniles o adultos, migran hacia la zona del norte, frente a Brasil, donde se alimentan, y luego para agosto vuelven a las pingüineras. En esta migración, desde hace ya varios años, se vienen registrando salidas de animales que están muy flacos o directamente enfermos. La mayoría tiene estas características: son juveniles y extremadamente flacos”, explicó.

Además, el especialista consideró que “todas las especies de animales no sobreviven en un 100%” y “siempre hay un porcentaje que no llega a la adultez”.

La masacre de pingüinos en Punta Tombo

La matanza de pingüinos que ocurrió en 2021 en las costas de la provincia de Chubut llegó a la Justicia. Se trata del caso en el que un hombre usurpó 40 hectáreas de un campo vecino a la reconocida reserva natural de Punta Tombo, destruyendo casi 150 nidos con una topadora que utilizó para trazar un camino paralelo. Después instaló una cerca electrificada para delimitar el territorio, lo que causó la muerte de otro centenar de crías de pingüinos de Magallanes.

Luego de que el dueño de la propiedad advirtiera a los guardafaunas y al Ministerio de Turismo y Áreas Protegidas de la provincia, se procedió a iniciar acciones legales. Es por esto que el pasado 12 de abril comenzó la audiencia preliminar para el juicio oral y público contra Ricardo La Regina, el usurpador del territorio y hermano del propietario, Luis Alberto La Regina.

El hombre será juzgado por los delitos de “daños agravados en concurso real” con la figura de “actos de crueldad a los animales”.